Seamos Fructíferos

Introducción: 
En la Bilia se nos compara con las ramas de un árbol. Siendo este último nuestro señor Jesucristo. Hay dos tipos de frutos que podemos producir: El primero se refiere a los frutos de transformación personal (también llamado fruto del Espíritu) que se irán produciendo hasta que todos lleguemos a la unidad de la Fe de un varón perfecto a la medida de la plenitud de Cristo como se menciona en Efesios. En segundo lugar están los frutos que se refieren a ganar a otros para Cristo. Existen varios niveles en la fructificación del Cristiano. El primero es aquel en el que no se produce fruto alguno. Es de notar que se corre el peligro de ser cortados. Los otros niveles dependen de la cantidad de fruto que se está produciendo. El nivel de producción dependerá de nuestra disposición de buscar a Dios y de servir en su Reino.
Predicador: 
Pastor Juan Bautista Fuentes
Fecha: 
Sunday, February 9, 2020